A través de una denuncia ciudadana anónima recibida por Defensores de San Lorenzo este Sábado 12 de Junio, se descubrió que medicamentos para el COVID-19 eran guardados en un depósito, mientras los personales del hospital de Calle’í pedían a los pacientes comprarlos porque supuestamente estaban en falta. El video y fotografías publicados mostraban que los mismos estaban siendo alegadamente reservados para recomendados y amigos.

“Nos llegó esta denuncia anónima que confirma lo que ya nos habían comentado: que dicen a los pacientes que no hay ciertos medicamentos y les hacen comprar. Sin embargo están todos guardados bajo llave para dar a los ‘recomendados’. Es una vergüenza, porque miles de ciudadanos venden sus pertenencias y se endeudan para costear los tratamientos, pero resulta que los medicamentos existen y están siendo distribuidos solo a los amigos”, dijo Sylvia Villalba, líder de Defensores de San Lorenzo que difundió la denuncia a través de las redes sociales.

Link a la publicación en Facebook: https://www.facebook.com/defensoresdesl/posts/1949538611878959